Comentario de Miguel Omar Martín, sobre el Recital “Tango, Jazz & Poesía”

(viernes 1º de febrero de 2019, en Café Vinilo, Buenos Aires)

Dice Edgar Morin que «sin los desórdenes de la afectividad, los excesos de la imaginación y sin la locura de lo imposible, no habría impulso, creación, invención, amor, poesía».

Siguiendo estas emotivas premisas del eminente sociólogo francés, me gustaría comentar que ayer, en Café Vinilo, por exclusiva responsabilidad del Maestro Ariel Argañaraz y de la poeta, cantante, profesora de literatura y gestora cultural, Stella Maris Ponce, hicieron praxis el pensamiento de Morin: hubo excesos de imaginación, locura, creación, invención, amor y mucha, mucha buena poesía, en todos los formatos: hablado o a puro tango o a puro jazz!!

Está muy claro que lo que Ariel y Stella nos proponen no es solo poesía, tango y jazz. Es mucho más. Es un viaje donde nos dejamos llevar, pleno de emociones, donde el tango y el jazz se hermanan con la poesía. La dulce voz de Stella prepara el terreno: nos introduce al mundo de la poesía. Su poesía, plena de sensaciones, colores, de aroma a hierba, donde nos sentimos presentes en ese universo poético, para encontrarnos con esa “Ciencia de las Sensaciones” que es la buena poesía, que tan bien anunciase Paul Valéry.

Ni bien se va apagando la voz poética de Stella, es allí donde comienza sin interrupciones el universo sonoro de Ariel, que nos invita a revivir las preciosas creaciones de los grandes del tango y del jazz. Es increíble la facilidad de su dominio del ritmo, la melodía, la armonía, y ese “fraseo” de su guitarra. Resulta una experiencia única. Cada tango, cada jazz es una obra maestra, singular. Y la voz de Stella, plena de sentimientos, hacen de esta dupla una experiencia preciosa, única, donde están presentes muchos de los grandes temas: la soledad, la nostalgia, la ausencia, los encuentros, los desencuentros, el amor.

La selección de poesías, tangos y jazz estuvo a la altura de la propuesta de esta dupla que se nota que tiene mucha química y mucho trabajo juntos. Una delicia!

Un párrafo aparte para la humildad y don de gente de ambos, siempre amorosamente dispuestos a escuchar a todos quienes no encontramos otra manera de agradecer tanto arte que con un gran abrazo.

Para terminar, con la complicidad de la penumbra en que quedamos quienes tuvimos el privilegio de estar presentes, pude observar al tercer miembro de este talentoso grupo y amor de Stella. Hablo de Jorge Buffa. Lo vi no solo grabarlos, sino también disfrutar y emocionarse tanto como nosotros. Su apoyo y trabajo a la par es para destacar.

Felicitaciones por tanto y claro, esperamos más.
Abrazo grande del alma.

Comentario de Miguel Omar Martín, sobre el Recital “Tango, Jazz & Poesía”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba